Algunas cosas que veo

Cinefagia sin escrúpulos

La Luna

Tuve la oportunidad de disfrutar de este cortometraje, antes de la proyección de Brave. Sólo por eso, hubiera merecido la pena pagar la entrada de la película.

Como es habitual en los cortos de Pixar (Parcialmente nublado, El juego de Geri), se parte de una idea pequeña para contar una gran historia, en este caso la de un niño que acompaña por primera vez a su padre y su abuelo al trabajo. Pero aquí lo más importe no es el “qué se cuenta”, sino el “cómo se cuenta”.

En apenas siete minutos sin diálogos (apenas unos sonidos), asistimos a una historia de iniciación y de relevo generacional. La fabulosa música de Michael Giancchino nos guía por este cuento con aires de leyenda, que nos anima a encontrar y seguir nuestro propio camino en la vida.

Advertisements

Single Post Navigation

Dime algo

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: